27 de mayo de 2010

Vibraciones positivas

Hace ya mucho, ocho meses, que la empresa donde trabajaba cerró. Siendo sincera, lo cierto es que me lo temía. Así comenzó las visitas a un abogado, como sucede siempre, no es de extrañar que te toque gastarte los cuartos para reclamar lo que es tuyo. Viendo como otros generan riqueza a costa de infortunios de la vida.

Mientras tanto enfrentándome a cosas que no creí que podría para poder subsistir mejor hasta que algún día volviera a tener una vida asalariada.

Algo menos de ocho meses para encontrar un nuevo trabajo (casualmente y sin tener mucha esperanza a través de infojobs -si me lo cuentan no me lo creo-), en esta época de incertidumbre que te va consumiendo el plano psicológico cada día un poco más. Quiero creer que el nuevo trabajo me dure mucho, a mi modo de ver por lo menos hasta que pueda conseguir mi objetivo: conseguir plaza.

Por mi parte sé que tengo tesón, valentía y fuerza para enfrentar la nueva situación, espero que ahora también me acompañe la buena suerte.

Saludos, Miriam_Trustno1
Fecha: 27/05/10

No hay comentarios: