8 de junio de 2007

Esclavitud en China

La esclavitud es una realidad presente desde tiempos antiguos. Por todos es sabido que todavía se cobra vidas humanas. Da vergüenza admitirlo, sobre todo, si pensamos que estamos en el siglo XXI -el de la Sociedad de la Información y de las TIC's; o mejor dicho, el de la polarización a todos los niveles-. Contra la esclavitud se ha luchado; también es verdad, que no siempre con la misma intensidad. En esa lucha tenemos que recordar la firma, en septiembre de 1926, de la Convención sobre la Esclavitud que teóricamente termina con la esclavitud y crea un mecanismo internacional con objeto de controlar a quienes la practican, es decir, con la entrada en vigor (1927) de esta Convención pasa a estar oficialmente prohibida.

Sin embargo, su ratificación no se produce en todos los países y, por otro lado, a las viejas formas se le suman otras nuevas. Los principales focos de esclavitud los encontramos en África, Centroamérica, Sudamérica y Asia debido, obviamente, a la falta de respaldo de las administraciones (si con suerte éstas existen) y la corrupción imperante. Según Kevin Bales, en el año 2000, existían 27 millones de esclavos* repartidos por todo el mundo. Aunque estas cifras han de ser tomadas con pinzas por la falta de transparencia de los gobiernos, entre otros factores.

Un ejemplo de esta situación, es la noticia recogida bajo el título: Esclavizados y torturados en una fábrica China, por el periódico El País.

Saludos,

Miriam_Trustno1

*BALES, K.: La nueva esclavitud en el mundo global. Ed: Siglo XXI